jueves, 28 de junio de 2012

Ellas: una mirada femenina a la prostitución estudiantil

Dice la directora polaca Malgoska Szumowska sobre su intención a la hora de hacer 'Elles':

Es un hecho conocido que existen chicas que recurren a la prostitución para pagarse los estudios universitarios. Los medios tratan ese tema con una mezcla de desaprobación y de curiosidad voyeurista. El sexo siempre vende. En las páginas de esas revistas se anuncian un sinfín de artículos. Mujeres como objetos sexuales. Y artículos sentenciosos y moralizantes, mezcla de indignación y fascinación por las mujeres que venden sus cuerpos para conseguir esos artículos. Queríamos tratar el tema de la prostitución estudiantil mediante un intercambio de opiniones femeninas. Una periodista parisina que disfruta de una situación social envidiable interroga a dos estudiantes, dos chicas que desean trepar por la escala social y que se venden para pagarse los estudios. El marido de la periodista podría ser un cliente de las chicas. La investigación cambiará la forma en la que la periodista percibe el deseo.
Nuestra intención ha sido explorar el deseo en ambos lados, sin juzgarlos.


¿Qué mirada propone 'Ellas'? Que nadie se acerque a la película esperando obtener información o análisis en profundidad sobre la prostitución estudiantil. De hecho, el artículo que la protagonista está escribiendo después de su investigación no llega a aparecer nunca en la película. Aunque no sea verdad que la directora no se posicione, sí que es cierto que no deja ver una conclusión clara. En otras palabras, habla de la prostitución pero no termina de darle caña al tema.


¿Es esta especie de indefinición algo bueno? Un día después de haberla visto, yo diría que sí. En lugar de una historia cerrada de la que extraer moralejas, nos deja ver a través de una narrativa más abstracta retazos de las vidas de estas tres mujeres. Después de todo, se trata de una película de ficción: no es un reportaje, no es un libro de análisis, no es un documental. Y lo que es más importante, el retrato de ficción acaba dotando de más verdad y honestidad a la película de la que podría obtener con una reflexión más elaborada.

'Ellas' está perfectamente rodada y cuenta con un buen reparto con Juliette Binoche a la cabeza, y sin embargo es una película irregular. En el guión se van sucediendo escenas mediocres, algunas brillantes y otras completamente inverosímiles. El personaje de Juliette Binoche, una profesional realizada y madre de familia desbordada, cobra fuerza en pantalla como una infeliz Sra Dalloway que prepara una cena para el jefe de su marido mientras le da vueltas a la cabeza a la historia de las dos chicas, cuyos personajes quedan mucho más desdibujados. 

Si en algo acierta la película es en el retrato de los clientes de estas chicas, los puteros. "Maridos aburridos", los describen ellas. En realidad, hay para elegir: hombres maduros que no se atreven a hacer la lluvia dorada con sus esposas, jóvenes profesionales estresados, hombres que quieren alquilar su piso a cambio de sexo, hombres a los que ya no se les levanta, hombres que les hacen la cena y les tocan canciones con la guitarra, hombres que abusan de ellas...

La escena que retrata esto a la perfección, y quizás la escena por la que merece la pena ver la película, es aquella en la que cenan en casa el jefe de turno y su esposa, y la protagonista come en silencio lo que ha estado todo el día cocinando mientras su marido, el que le había rogado que por favor no sacara ningún tema feminista esa noche, charla con los invitados. Y de repente la escena cambia y aparecen todos esos clientes sentados a la mesa, hablando con normalidad, como si fuesen invitados como cualquier otros. Entonces aparece la pregunta, ¿quiénes son los hombres que se van de putas? ¿No podría ser tu marido o su jefe, los que están cenando a tu lado? 6,5


2 comentarios:

  1. He visto hoy el tráiler y me ha dado la sensación de que podía ser una muy buena peli, pero me da mal rollo verla en el cine, porque no sé hasta qué punto se van a poner turbios. No me motiva tanto lo que cuentas de que no llegan a informar verdaderamente del tema, porque me parecía interesante, la verdad... la acabaré viendo, a ver si merece la pena.

    ResponderEliminar
  2. Yo también la quiero ver. Creo que el tema es tan peliagudo que me apetece ver por dónde salen...

    ResponderEliminar